jueves, 4 de febrero de 2016

PREMIO COMUNICACIÓN 2015 DE LA SOCIEDAD GEOGRÁFICA ESPAÑOLA


PREMIO COMUNICACIÓN: EDITORIAL LAERTES

CUARENTA AÑOS INSPIRANDO VIAJES
Editar en España es siempre una aventura, y editar guías y libros de viaje hace cuarenta años era una verdadera odisea. Cuando apenas había traducciones al castellano de los viajeros clásicos, y solo se podían encontrar buenas guías en francés, inglés o alemán, Eduardo Suárez y Carme Miret se propusieron hacerlo, creando una pequeña editorial que hoy, cuatro décadas más tarde, sigue siendo una referencia para los viajeros españoles. En los tiempos antes de Internet su colección de guías "Rumbo a..." ha acompañado a muchos viajeros (y continúa haciéndolo) hasta lugares de los que no existía ninguna referencia en español. En su amplio fondo editorial destacan las colecciones: "Nan‐Shan", que con 86 títulos publicados recoge a autores clásicos reconocidos (Bates, Wallace, Burton, Kipling, D.H. Lawrence, Chateaubriand, Le Corbusier, entre otros) junto a autores contemporáneos, algunos reconocidos y otros que esperan serlo con el tiempo y con un poco de justicia (Newby, Hopkirk, Briongos, Pancorbo, Pigariova, Pitarch y otros); la segunda, "Rumbo a…", con más de ochenta destinos, fue la primera escrita por autores españoles, conocedores del país, en contacto con sus gentes y entendidos en la información práctica, fundamental y necesaria para moverse con soltura; y la tercera, "Poal de Llibres", dedicada a viajes gastronómicos, a visitar los lugares donde la Historia ha dejado huellas, o sencillamente parajes cercanos donde perdernos durante un buen fin de semana. En 2015 cumplió 40 años después de haber publicado centenares de libros de los más variados temas, no exclusivamente de viajes, desde ensayos de cine hasta pedagogía, siempre con un rigor y coherencia que les ha hecho ganar un enorme prestigio en el ámbito editorial y sobre todo, entre los grandes viajeros en busca de inspiración, información y buenos consejos.




miércoles, 3 de febrero de 2016


Voleu saber què està passant amb la producció d’energia global, quina relació té aquesta amb l’actual situació socioeconòmica mundial i què ens espera en el futur si no fem res? 
¿S’acaba el petroli?, ¿quan? 
¿I com afecta la crisi que estem vivint?, ¿per què? D'aquestes qüestions en parlarem demà amb Jordi Solé i Francesc Sardà, autors del llibre: 
«PER QUÈ LA CRISI NO ACABARÀ MAI», 
a la Llibreria Alibri (c./ Balmes, 26, Barcelona; a les 7 de la tarda). 
Us hi esperem!

¿Queréis saber qué está pasando con la producción de energía global, qué relación tiene esta con la actual situación socioeconómica mundial y qué nos espera en el futuro si no actuamos? 
¿Se acaba el petróleo?, ¿cuándo? 
¿Y cómo afecta la crisis que estamos viviendo?, ¿por qué? De estas cuestiones hablaremos con Jordi Solé i Francesc Sardà, autores del libro: 
«POR QUÉ LA CRISIS NO ACABARÁ NUNCA», 
en la Llibrería Alibri (c./ Balmes, 26, Barcelona, a las 7 de la tarde). 
¡Os esperamos!

jueves, 21 de enero de 2016

Novedad

LOS OSCUROS ECOS DEL PASADO 
Una novela policíaca
de Eladi Romero

O un nuevo caso protagonizado por Adrián Moler. Tema: Una mujer de clase adinerada y regente de una clínica de estética desaparece en Madrid. La Policía cree que pudiera tratarse de un secuestro. Sin embargo, pasado un tiempo sin que se tenga noticia de ella, y al sucederse nuevas desapariciones de personas de su misma familia, los inspectores que llevan dichos casos se enfrentarán con un intrincado asunto cuyos orígenes se remontan a bastantes años atrás.
Eladi Romero es doctor en Historia por la Universidad de Barcelona y catedrático de Enseñanza Secundaria. Autor prolífico y versátil, ha publicado en esta editorial obra de investigación histórica, varias novelas y algunas de las guías de viaje más celebradas de nuestra colección Rumbo a...



Otros libros de Eladi Romero:



lunes, 18 de enero de 2016

CondéNast Traveler

MUJERES VIAJERAS ESPAÑOLAS: NUESTRAS EXPLORADORAS DEL SIGLO XXI



3 de 13 —Los Mil y Un Orientes de Ana María Briongos (1946)


Foto: D.R. Texto: Meritxell-Anfitrite Álvarez Mongay — LOS MIL Y UN ORIENTES DE ANA MARÍA BRIONGOS (1946).  Negro sobre negro fue el primer libro que escribió sobre Irán; luego vendría La cueva de Ali Baba. En Un invierno en Kandahar relata sus aventuras en Afganistán, y en ¡Esto es Calcuta! su viaje a Bengala Occidental. Geografías íntimas (Laertes, 2015) es lo último publicado por la escritora. Ana María Briongos es una viajera pausada. “El tiempo para mí es fundamental, poder pasarme un día sentada en la mezquita de Isfahán, sin hacer nada, sólo hablando con la gente que pasa y contemplando aquella maravilla de minaretes y patios”. La primera vez que los vio tenía veinte-pocos. “Estaba de moda viajar a Oriente, los jóvenes se iban en busca de gurús a India como habían hecho los Beatles; pero yo me marché porque estaba cansada de exámenes, de activismo sindical y de una familia que rezaba muchos rosarios. El viaje lo preparé muy rápido; entonces en una mochila me cabía todo: una falda y un vestidito fino, un neceser con lápiz de ojos negro y poca cosa más. Estuve casi un año fuera de casa”. Se quedó prendada de la antigua Persia y regresó para estudiar farsi y literatura en Teherán. “Mi libro de cabecera es El camino cruel, de Ella Maillart. Debía de ser una mujer muy valiente: se fue con una amiga en un descapotable hasta Afganistán en los años 40”. Ana se fue sola porque nadie la quiso acompañar. “Y nunca tuve ningún problema, pero porque he tenido mucha suerte y porque he sido muy prudente”. Procuraba alojarse en casas de familias con abuelos y niños. “Cuando me veían llegar sola les daba pena porque pensaban que no tenía a un hombre que me protegiera… Es cierto que las mujeres han de tener cuidado cuando van por el mundo; yo siempre recomiendo vestirse de forma adecuada para no llamar la atención”. Por lo demás, todo son ventajas para las viajeras occidentales en los países árabes. “Somos el tercer sexo: no estamos sujetas a las leyes estrictas del Islam, podemos participar en las reuniones masculinas y entrar en las cocinas donde los hombres no pueden pasar”. Cuando tuvo hijos dejó un tiempo de viajar. “Estuve bastantes años haciendo de madre…” Pero ahora… “Dentro de nada me voy a la boda de unos buenos amigos del bazar de Isfahán: los hombres se aburren por un lado y las mujeres bailan, cantan y se lo pasan bomba por otro”.

Cristina Morató

«Quiero recomendaros el último libro que acaba de publicar mi amiga y admirada escritora Ana Briongos. Muchos ya la conocéis por sus amenos y muy bien documentados libros de viajes basados en sus experiencias personales en India, Afganistán o Irán. Ana (nacida como yo en Barcelona) fue alumna de lengua y literatura persa en la Universidad de Teherán y durante un periodo de casi diez años trabajó en Irán y Afganistán como asesora e intérprete. Ahora nos sorprende con estas GEOGRAFÍAS ÍNTIMAS, un libro delicioso de relatos cortos que te traslada a lugares tan distintos y distantes como Calcuta, Fez, Bali, Venecia, Casablanca… Y así hasta treinta y cinco destinos que de la mano de esta infatigable y curiosa viajera de raza, se nos presentan cautivadores y llenos de magia. El libro cuenta con las hermosas ilustraciones del dibujante Àlex Ferrer y es un viaje breve y gozoso a lugares y gentes que nadie como Ana Briongos es capaz de retratar con tanta sensibilidad y maestría.» ✒ CRISTINA MORATÓ

jueves, 31 de diciembre de 2015

FELIZ AÑO 2016

Final de año es tiempo de listas para los libros: los mejores, los peores, los más, los menos... Ahí va una lista de los libros que hemos trabajado con cariño este año 2015 en LAERTES, y que nunca olvidaremos. 

¡FELIZ AÑO NUEVO!



Los lugares del arte. Identidad y representación, vol. I y II, 
de Sofía Diéguez Patao (ed.)

La pasión por aprender a aprender», 
de María Luisa Rodríguez


Ver Smara y morir, 
de Michel Vieuchange
Dar la palabra a la experiencia, 
de Paolo Di Rienzo

Persistir con éxito en la universidad,
de Pilar Figuera Gazo (ed.)


Rumbo a... Belgrado
de Eladi Romero e Iván Romero


Diálogos con Manuel B. Cossío
de Pío Maceda


Els somnis a la casa de la bruixa
de H. P. Lovecraft


Arqueología en los Encantes
de Josep M.ª Núñez Espallargas


Un invierno en Kandahar
de Ana M.ª Briongos

Discursos políticos, identidades y nuevos paradigmas de gobernanza en América Latina, 
de Ángela Sierra (ed.)


Rumbo a... Serbia
de Eladi Romero e Iván Romero


Adictos a las sombras
de José Manuel de la Torre

La política y el mal. Las ilusiones perdidas de la democracia
de Germán Londoño Carvajal


Quadern de Turquia. Istanbul i altres delícies
de Eulàlia Lledó



El arte del entretenimiento
de Óliver Pérez Latorre



Per què la crisi no acabarà mai / Por qué la crisis no acabará nunca
de Jordi Solé y Francesc Sardà

Gestión de Políticas Públicas
de VV.AA.

Bellos y desconocidos
de Xosé Buxán Bran


Geografías íntimas, 
de Ana M.ª Briongos


La imaginación geopolítica. El poder y la debilidad, 
de Carlos M. Valtuille y Ángela Sierra (eds.)




Sandokán. Una historia de camorra
de Nanni Balestrini

martes, 29 de diciembre de 2015

INCIDENCIA



Estimad@s amig@s, por causas aún confusas, la página web de Laertes no funciona. Si necesitan información o ponerse en contacto con la editorial, pueden hacerlo a través de este blog, del Facebook, del T. 93 218 70 20 o del mail laertes@laertes.es. Esperamos resolver el problema lo más pronto posible. 

¡Sigan disfrutando de las fiestas!



lunes, 28 de diciembre de 2015


Culturamas, la revista de información cultural
Geografías íntimas
Ana María Briongos
Laertes
Barcelona, 2015
164 páginas
Por Ricardo Martínez Llorca
un invierno en kandahar
Tras su estancia en Afganistán, a quien debe gran parte de su educación sentimental, Ana María Briongos (Barcelona, 1946), escribió uno de esos libros notables, Un invierno en Kandahar (Laertes). En él se relata una experiencia de aprendizaje en un país completamente desconocido para nosotros, pues el relato se ubica en los años sesenta y setenta. Tras una incursión hippie por Asia, la autora nos habla del territorio que escogió, de sus paisajes, de su gente, de sus leyendas; del amor y el odio en territorios extremos, de la amistad y de la melancolía.
Décadas después, Ana María Briongos se detiene a observar el pasado con algo que uno llamaría ternura, de no ser porque esta palabra resulta demasiado cursi para lo que Briongos consigue: sensaciones, pasiones, reflexiones, un cuaderno de apuntes con leves huellas de memoria, para hacer las paces con el mundo. En ocasiones comienza la estampa con el caos, para apurar hasta sacar entre él un detalle de belleza. O se atreve a ser únicamente lírica o nos desafía con el hecho de que viajar es como el lenguaje hablado o la sonrisa, algo únicamente humano.
Estas son algunas de las cosas que la autora recuerda para huir del presente: todo lo que represente levedad porgeografías intimas efímero o porque no está anclado al suelo; volverse agua y mojar las manos en los ríos; las buganvillas en flor, la tertulia rodeando las llamas o a la sombra de una gran acacia; la infancia con su sabor a flan; la naturaleza alejada de la contaminación aunque sea por milímetros; un tono de bohemia que comulga con lo pastoril; los pequeños sabores y todo lo que se aprende por el olfato; las diversas representaciones del misticismo que ha dado cualquier cultura; la paz, los campesinos y los artesanos; Rabindranath Tagore; los valles; lo que tiene que ver con la botánica pero no con la ciencia; Asia y la India, el país simbólico de los contrastes y las diferencias; contemplar cordilleras y las múltiples formas de la sana locura; la medicina natural; tomar conciencia de que la mirada es el alma; los secretos que guardan los demás y toman posesión de sus gestos; la lluvia y la sequía y el diluvio; los espejismos como trasunto de la imaginación; el Mediterráneo; los cantos de los almuédanos; la bruma que escampa y la bendición de vivir; el tiempo que transforma las imágenes y, por supuesto, la inocencia de los niños.

martes, 22 de diciembre de 2015

lunes, 21 de diciembre de 2015

21 diciembre 2015
2015-12-17-1450346036-3401803-Capturadepantalla20151217alas10.53.03.jpg
Eulàlia Lledó Cunill Headshot


Viatjant per Turquia

Istanbul, Bursa, Troia, Assos, Colofó, Pèrgam, Efes, Pamukkale, Hieràpolis, Afrodísia, Alabanda, Alinda, Priene, Milet, Dídima, Màrmaris, Caunus, Antalya, Konya, la Capadòcia, Ankara, Sínope... Sonores paraules que evoquen indrets habitats per heroïnes i déus, per pletòriques columnes i carreus, emmarcats per cels d'altíssims blaus, esmaltats pel verd de les baladres i dels pins, l'aiguamarina de tants mars o l'esplendor de rajoles i marbres; estoig de meravelloses mesquites. Per acabar l'any, els proposo (suposo que ho sabran perdonar) uns fragmentsd'un llibre meu que els recorre amb plaer i els recorda amb gratitud. Els en reprodueixo dos tastets.
1. El barri asiàtic d'Üsküdar és el Brooklyn d'Istanbul; s'hi veu una de les línies del cel més boniques del món. Dalt del turó, les siluetes orgulloses del bo i millor. Encimbellat a la punta de l'esquerra, l'enorme palau de Topkapi; després, Santa Sofia, de potents contraforts i colors. Una mica més enllà, la grisa i sòbria Sultanahmet; força més enllà, l'enorme mola de Solimà el Magnífic; un xic abans, l'esvelta torre de la universitat. Ran de mar, el pont de Gàlata a tocar de la bonica mesquita Yeni, a prop, s'hi intueix el bigarrat mercat Egipci. A l'altra riba del Corn d'Or, hi destaca la torre de Gàlata.
2015-12-18-1450460311-5331136-AyaSofiaDins1.JPG
Interior de Santa Sofía (Estambul)/AyaSofiaDins
Anar-hi amb transbordador quan fa sol, entre els blaus del cel i el mar, la cara al vent, és una alegria. O al vespre, veure-hi la lluna penjada. Prega, però, perquè a Istanbul no tots els dies siguin radiants de sol i d'oratjol. Que n'hi hagi algun de pluja i vent. Aleshores s'hi poden veure núvols com el carbó, com l'alumini; núvols esfilagarsats com la més fina mussolina a l'albir de l'aire, i el sol jugant-hi. Cortines de pluja com boira espessa en el confí de l'horitzó, esqueixades de llum a ràfegues. I el mar com un argent. Que hi hagi algun dia fumós i gris en què el sol tan sols s'intueix darrere el plom. Els núvols són gris-blaus; lleugers trossets en cauen a una aigua que es transforma en una capa densa i oliosa, i creen una lleugera boirina arran de mar. El viatge es torna misteriós i incitant. Les gavines volen per aquest cel fantasmagòric sense ni gosar grallar. L'aigua és més fosca, més profunda i més antiga que mai. Que visquin per sempre els transbordadors d'Istanbul penjats entre mar i cel.
2015-12-18-1450460587-8034567-FatihMercat6.JPG
Parada del popular mercat a l'aire lliure a redós de la mesquita de Fatih (Istanbul)/FatihMercat6
2. Arribem a Priene, prop d'Efes. L'emplaçament és fastuós. Dalt d'un turó, domina tota la plana del riu Meandre, cotó i tabac. És a redós d'unes enormes muntanyes rocoses. Com que Priene no va estar mai tocant al mar, va ser poc atacat i es conserva força bé.
Passegem entre les branques dels pins tofuts empeses pel vent ben a prop del que queda del magnífic temple alçat en honor d'Atena. N'observem les ufanoses columnes que el vent no aconsegueix abatre. Columnes desafiants, segles fa que s'aguanten, al sol i a la serena, amb pluja, neu o vent per pura tossuderia.
Pots veure la textura de la ciutat en el traçat dels carrers, en l'angle recte que feia una cruïlla, en els pedaços de pavimentació. El preciós teatret s'arrecera sota l'escarpada muntanya d'imponent altura. Que Priene quedés fora de les rapinyes és la raó que mostri un dels pocs teatres grecs autèntics, sense romanitzar. Fileres de bancs fins a baix de tot, seients i més seients, la platea ben servida de pètries butaques; les dels notables, ben centrades.
Un odèon bonic petit i insòlit: en lloc de ser circular és rectangular. El buleuteri és de cara a una plana riallera que s'albira entre un devessall de carreus i columnes vençudes, oberta com una mà estesa cap al mar.
2015-12-18-1450460232-5502180-DI022.jpg
Temple d'Atena (Priene, ciutat jònica prop de la costa Cària)/DI022
A dalt de tot, hi havia l'Acròpoli. Emociona veure encara a la roca el camí en ziga-zaga que hi duu. S'enfila per una naturalesa plena d'enormes pins de capçades denses i remoroses, de troncs a voltes retorçats. Les cigales arrenquen a cantar ben vives; tot és nou i convida a viure. I dalt de tot un cel que de tan blau s'ha enfosquit un xic. Una delícia.