lunes, 25 de abril de 2016

Novedad:

LECCIONES DE INTRODUCCIÓN 
A LA LECTURA DE EL CAPITAL

Wolfgang Fritz Haug


Nunca antes había dominado el capitalismo sobre el planeta de manera tan ilimitada como a comienzos del siglo XXI. Sin embargo, en la misma medida en que se ha extendido sobre todo el globo, parece haber desaparecido el saber crítico sobre su funcionamiento y sobre las amenazas que acarrea.

Contra esta tendencia, las presentes lecciones contribuyen a descubrir El Capital de Marx como aquella obra teórica que explica de manera única los fundamentos de nuestro orden social.

Al mismo tiempo, constituyen una introducción a lo que yo he llamado socioanálisis. La preparación para su publicación se ha basado en las notas de las lecciones dictadas en la Universidad Libre de Berlín durante el invierno 1999-2000. Si Sigmund Freud pudo llamar a sus Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis ‘un espejismo de la fantasía’, también podría utilizarse el mismo subtítulo para el presente libro, en tanto que la forma elaborada por escrito es algo diferente de la palabra viva dirigida a personas concretas. Las observaciones y las respuestas a preguntas y objeciones, en la forma escrita, ocupan su lugar en notas a pie de página e incisos. No obstante, espero poder decir con Freud que la ficción, cuando ‘vuelvo a trasladarme a aquella sala de conferencias en el curso de las siguientes elucidaciones’, me ha ayudado ‘cuando uno ahonda en la materia, no olvidar el miramiento por el lector’.

Wolfgang Fritz Haug (Esslingen am Neckar, 1936) es un filósofo marxista alemán. Editor, desde sus orígenes en 1959, de Argument Verlag, y director de la publicación mensual de artículos y ensayos Das Argument. Coordinador del diccionario histórico-crítico del marxismo (HKWM) y miembro fundador del Instituto de teoría crítica de Berlín (InkriT). Cabría destacar en este mismo sentido también que está al frente de la edición crítica en alemán de los Cuadernos de la cárcel de Gramsci. Anteriores libros suyos, como Publicidad y consumo: crítica de la estética de mercancías (FCE, 1989), han sido traducidos a diversos idiomas.

ÍNDICE
Introducción
Capitalismo y praxis social en Marx: claves de una lectura «praxeológica» de El Capital, César Ruiz Sanjuán - 15
Nota a la traducción - 27
Nota a la nueva edición (2005) - 31
Prólogo a la primera edición (1974) - 35
Prólogo a la segunda edición (1976) - 39

Lección I - 47
Objetivo: superación de las dificultades del comienzo / Búsqueda de un acceso libre de precondiciones / Investigación acerca de si son adecuados otros comienzos / ¿Hay un camino que conduzca de la producción al capital? / ¿De la producción al proceso de valorización? / ¿De la producción al valor? ¿De las necesidades al valor? / ¿Hay un camino de la forma salario al capital? / El análisis de la forma salario presupone la teoría del valor / El concepto de salario está construido como la teoría en su conjunto / La estructuración de la teoría leída en la sucesión de capítulos / Necesidad del comienzo con la mercancía

Lección II - 58
La explicación marxiana de las dificultades del comienzo / El «análisis micrológico» de la «forma celular económica» / Observar cómo opera la «facultad de abstraer» / Primera condición: el comienzo ha de ser conocido por cualquiera / El carácter «vinculante» de la secuencia / El sentido del «socialismo científico» / Segundo y tercer requisito: estructuralmente elemental y genéticamente inicial / Derivación sociogenética de las formas de pensamiento / Resistencia contra la propia transformación como «dificultades para la comprensión» / Criterios de la «idoneidad de masas» / «No dar nada por supuesto» exige la deducción de los conceptos 

Lección III - 69
Sobre el peculiar comienzo de El Capital / Construcción de la ciencia, investigación y exposición / Acceso a través del «enorme cúmulo de mercancías» / ¿Qué clase de observación «a primera vista» es esta? / La perspectiva del público comprador y su peculiaridad / La posibilidad de compra como forma determinada de accesibilidad / Base práctica de la reducción a la forma elemental / La mercancía como «lugar común» y elemento estructural / Acceso al análisis de la mercancía: en primer lugar valor de uso / No se presupone nada más que la «diferenciación cultural» de los individuos mismos. / ¿No ha acertado el análisis con su tema, la mercancía? / ¿Con qué tipo de demostraciones y conocimientos opera Marx?

Lección IV - 81
Valor de uso como «determinación» de la mercancía / «Determinación» como concepto metateórico / Procedimiento «identificativo», determinación de la finalidad y decisión / Producir: determinar prácticamente el producto / Determinación teorética de la mercancía como comprensión de sus determinaciones objetivas / «En el principio era la acción», de ahí la «evidencia» / «Itinerario de masas» de la experiencia práctica / «Desarrollo» como «explicación de lo implícito» / Abstracción y formación del concepto / La teoría del concepto sobre la base de la necesidad práctica / Transformación de la representación inicial en saber conceptual / Al analizar una determinación, Marx observa su realización

Lección V - 93
Significado materialista-histórico del «conocimiento conceptual» / Criterios de examen y «prueba mental» / La prueba mental como un actuar a modo de prueba en el pensamiento / Determinaciones históricas e histórico-generales / Conocimiento vinculante como vinculante a muchos entre sí / Libertad y «comprensión de la necesidad» / El significado que tiene el «desarrollar» para el método expositivo de Marx / Lenin: sobre el paradigma de la exposición dialéctica de Marx / La cosa más común de todas como algo especial

Lección VI - 102
El «análisis» como resolución de un nexo confuso / Prosecución según la realización de la determinación / Automovimiento del objeto / La determinación del valor de cambio se realiza contradictoriamente / Conclusión lógica e introducción del concepto «forma de manifestarse» / «Esencia y manifestación» / Relevancia práctico-vital de esta distinción / «Sustancia» / «Postulado lógico»: la mediación de una «tercera cosa» / La «tercera cosa», lo «común» / La «abstracción del cambio» y la «mediación» / «Tertium comparationis» y «medio mediador» / La realización de una de las determinaciones aniquila la otra / La «contradicción real» como «oposición interna»

Lección VII - 116
Una ojeada al desarrollo de la investigación / La mercancía como unidad de determinaciones opuestas / Seguimiento teorético de la abstracción del cambio / Sustancia del valor, modos de existencia del trabajo / Conocimientos básicos y conocimientos derivados / Caso individual versus concepto social medio / Un conocimiento derivado: productividad del trabajo y valor de las mercancías / Casuística de las posibilidades de combinación / «Carácter dual» del trabajo productor de mercancías / División del trabajo y producción de mercancías / Solo la producción privada de mercancías basada en la división del trabajo es ineludiblemente producción de mercancías / El trabajo como mediación activa / «Mediación» entre materia natural y medio de vida / El plano de la «necesidad histórico-general» / Metabolismo hombre-naturaleza y metabolismo social / Trabajo formador de valor como forma socialmente específica / ¿El trabajo humano abstracto como un «proceso fisiológico»? / Del plano de la naturaleza a la especificidad social: la forma de valor / Porqué es necesario que la exposición prosiga con el análisis de la forma

Excurso - 135
Sobre la división del trabajo, el trabajo humano abstracto y la dificultad de soportar una contradicción

Lección VIII - 141
En la forma de valor se aprehende lo socialmente específico / Una forma histórica particular de «economía del tiempo» / Nuevo comienzo: verificación de si se cumplen los tres requisitos / «Forma germinal» y «elemento constitutivo» / Determinación del objeto del análisis de la forma / Prueba mental: el problema de la «objetividad del valor» / «Cualquier mercancía resulta inasequible en cuanto cosa que es valor» / La forma más simple del valor de una mercancía / Distinción entre la forma de valor y la ecuación del cambio / El modo de expresión del valor / El análisis como una distinción que resalta diferenciaciones funcionales y posicionales / Las dos mercancías en una relación de «antítesis polar» / Una determinada «gramática de lo social» / La dificultad peculiar del análisis de lo más simple / El «análisis» como detención y fijación de diferencias de forma fluida / Relevancia: la ley que rige la función y la ley que rige el desarrollo

Lección IX - 157
Resumen: el método del análisis de la forma / Secuencia paso a paso del análisis de la forma simple de valor / Las tres peculiaridades de la forma de equivalente / «Cosificación» y «naturalización» de lo social / La abstracción aparece como concreción, lo social como privado / El impulso de la «insuficiencia» / Las «deficiencias de la forma» como obstáculos para la realización / «Deficiencias» de la forma de equivalente / La expresión de valor como in/ecuación que exige su opuesto complementario / La presión de los intereses que impulsa el desarrollo / Simplificación a través de la forma más compleja / «La necesidad... no reposa ni ceja hasta que...» / Distinción entre conexión genética e historia real / Desarrollo de la sociedad y desarrollo de la forma de valor

Lección X - 171
¿Es el análisis formal compatible con la exigencia materialista? / Significado de la categoría «determinación económica formal» / «Forma» y «materia» en la tradición / Imagen idealista del mundo: dios artesano, material, forma / Formalidades de la vida cotidiana; lógica formal / Lógica fija de la forma frente a metabolismo como contenido / La forma de valor como forma de praxis para el metabolismo social / Un hecho inmanente a la forma de cambio: el reconocimiento recíproco en tanto que propietarios privados / El «metabolismo social» específico de una formación / Contradicción entre subjetividad práctica y fijeza objetiva / La forma de un «acto voluntario común a ambos» / El principio del cambio: algo «lógico» como «concepto propio» de una forma de praxis

Lección XI - 183
Ciega conexión social de acciones privadas conscientes / «La necesidad misma... fuerza» a una economía del tiempo / Carácter de fetiche de los productos: su función reguladora / «Fetiche»: poder de los productos sobre los productores / La forma de valor como forma de praxis del carácter fetiche / «Apariencia objetual» / «Inversión» e «insensatez» de las relaciones / «Forma de cosa de la apariencia», «forma objetiva del pensar» / Irracionalidad y resolución racional de la forma de salario / La dilucidación conceptual de la categoría de salario repite la estructura teórica / «Voluntariedad» como punto en el que se fusionan intereses opuestos / El salario como forma de praxis determinante de las representaciones de la cotidianeidad / Las formas objetivas del pensar como categorías de la economía burguesa

Lección XII - 196
La consolidación de la subalternidad en los sujetos del trabajo asalariado / Las formas objetivas del pensar como categorías de la economía política / La cuestión de la especificidad de la crítica de la economía política / La teoría del valor-trabajo como una conquista de la economía burguesa / La frontera entre crítica y no crítica / Las «furias del interés privado» y el científico social / La contraposición de clases como limitación de la ciencia burguesa / Ni crítica desde fuera ni mera crítica de la ideología / La «verdadera crítica» comprende la «génesis interna» y la «lógica del objeto» / Peculiaridad lógico-científica: deducción y desarrollo / El significado paradigmático del análisis de la forma y del carácter dual del trabajo / Reducción analítica vs. formación de conceptos en dirección del proceso / El análisis formal historiza la formación social / ¿Por qué no hacer de manera consciente aquello de lo que se ha tomado conciencia? / La derivación como modelación de la «ramificación» / «la ley... que rige el movimiento de la sociedad moderna» / Al mismo tiempo crítica y ciencia positiva / El cumplimiento de las exigencias planteadas para el comienzo / El punto de vista de clase de la crítica de la economía política

Bibliografía - 215

lunes, 18 de abril de 2016

Reseña El Biblionauta:

TELECASTER CIRCUS (2016) – Jordi Casals

Per Sant Jordi, 
Jordi Casals signarà exemplars dels seus llibres a Figueres: l’Abacus (plaça del Gra, 7) de 5 a 6 de la tarda, i de 7 a 8 del vespre a la llibreria Low Cost (c./ Méndez Núñez, 8). 
Us hi esperem!

El día de Sant Jordi, 
Jordi Casals firmará ejemplares de sus libros en Figueres: Abacus (plaça del Gra, 7) de 5 a 6 h y de 7 a 8 h en la librería Low Cost (c./ Méndez Núñez, 8). 
¡Les esperamos!

 

viernes, 15 de abril de 2016

Sant Jordi 2016

Per Sant Jordi, d’11 a 12 del matí, 
Ana Briongos signarà exemplars dels seus llibres 
a la parada de la llibreria Altaïr (Rambla de Catalunya, 72, entre Aragó i València). 
Us hi esperem!

El día de Sant Jordi, de 11 a 12 de la mañana, 
Ana Briongos firmará ejemplares de sus libros 
en la parada de la librería Altaïr (Rambla de Catalunya, 72, entre Aragón y Valencia). 
¡Les esperamos!



Presentación:

Presentación de LA CULTURA DE LAS SERIES de Concepción Cascajosa, 
con Casimiro Torreiro e Isabel Vázquez, 
en la librería Ocho y medio de Madrid el pasado martes. ¡Muchas gracias por vuestra compañía!




lunes, 4 de abril de 2016

Ressenya / Reseña

Crisi
de model
Xavier Ferré Trill

(El Vallenc, divendres, 1 d’abril del 2016)

  

L’increment de publicacions que analitzen la crisi de fons que ens somou és gairebé exponencial d’ençà de començaments del nou segle. La insistència a canviar d’organització productiva arran de les anomenades noves tecnologies, la substitució de l’economia productiva a mans de l’especulació financera i la generació d’una elit social que controla els fluxos econòmics i informatius són signes que denoten el nou escenari polític present.

En aquest context, els científics Solé i Sardà expliquen de manera molt didàctica i clara una dimensió bàsica que intervé decisivament en l’actual panorama crític: el límit d’explotació de les energies no renovables, entre les quals cal situar el petroli, i la seva relació amb l’encariment de les activitats econòmiques.

El fet que aquesta matèria primera sigui exhaurible fa que la dinàmica econòmica desigual mundial (centres i perifèries) es qüestioni de manera constant. I aquest qüestionament (com observen els dos autors) és a la base de la necessitat de canvi de mentalitat i d’actituds socials a l’entorn d’un altre model econòmic basat en concepcions cooperatives i energètiques alternatives.

La gran quantitat de dades que l’assaig aporta (demografia, increment màxim-davallada de la producció del petroli basat en el potencial energètic extractiu per bidó, percentatge comparatiu de consum d’energies convencionals i renovables) fa que l’argumentació del text plantegi el  qüestionament del productivisme com a cultura econòmica.

Segons Solé i Sardà, una via productiva alternativa hauria de plantejar: un model urbà basat en el menor consum de combustible fòssil, una organització ecològica i distributiva pel que fa a l’accés als recursos (que es fonamenta en una democràcia entre econòmica i comunitària) i una nova cultura global educadora basada en el decreixement. Tot plegat comporta una estratègia que qüestiona els criteris econòmics i polítics vigents. No hi haurà opció al productivisme, si no superem una mera anàlisi de rendiment i no som conscients de la crisi d’explotació dels béns naturals.

L’argumentació de fons de la reflexió que ens ocupa (basada en el dèficit de recursos energètics) és que el creixement, tal com és concebut, , és a dir, suposadament infinit i basat en l’increment estructiu de plusvàlues de capital, porta al col·lapse de la societat. Una opció a mitjà termini hauria de contemplar el fet de delimitar la producció que, per mitjà de la via de la disminució extractiva, dugui a assolir l’equilibri entre persona i ecosistema (entorn natural), que és d’on procedim, i al qual no podem renunciar, si és que no volem “prescindir” de nosaltres mateixos. Altrament, continuarem defensant un creixement que creiem sostenible: el que adequa les necessitats als recursos existents però que en realitat es basa en un model econòmic fonamentat en la creença que podem explotar el sòl fins a l’infinit. I no podem.

jueves, 31 de marzo de 2016

Reseña:


ADICTOS A LAS SOMBRAS

Conversaciones con adictos al sexo 

de José Manuel de la Torre


Adictos al sexo: la angustia de quien no puede quitárselo de la cabeza

La sexualidad como obsesión es un trastorno nada mediático. Algo que a los propios adictos les cuesta admitir por el estigma social que conlleva, en un mundo, paradójicamente, hipersexualizado.


Adictos al sexo: la angustia de quien no puede quitárselo de la cabeza
Fotograma de 'Shame', donde Michael Fassbender interpreta a un adicto al sexo.
Foto: Cordon Press
    Una de las cosas que más le sorprendió descubrir a Lars von Trier cuando rodaba su peculiar visión de la dependencia de los placeres carnales, Nymphomaniac (2013), fue el enorme sufrimiento que conlleva este tipo de adicción a los que la padecen. Steve McQueen, director de Shame (2011), esa triste cinta que narra el viacrucis de un adicto al sexo en la ciudad que nunca duerme, declaraba a la revista Salon en una entrevista, “Brando –el protagonista- vive en Manhattan, en esa metrópolis de excesos y libertad. Tiene un buen trabajo, es atractivo, tiene dinero, pero con todas esas posibilidades crea una prisión a través de sus actividades entorno al sexo (…). La película no está exenta de una cierta denuncia porque es urgente, hay que hablar sobre la pornografía en Internet y cómo nos afecta, cómo navegamos en esa masa de contenido sexual”.







La historia del cine ha demostrado un tímido interés en esta tipología humana, personajes que ven como sus existencias se derrumban por lo que otros pagarían por tener en pequeñas dosis: deseo. Y eso que el argumento da para mucho, pero la lista de películas es escasa: Belle de Jour (1967), Entre las piernas (1999), Diario de una ninfómana (2008) oFilth (2013), son algunos de los intentos, por parte de la gran pantalla, de describir la poco mediatizada obsesión por el sexo. Adictos a las sombras es otra aproximación al problema, solo que esta vez es en forma de libro, firmado por José Manuel de la Torre y editado por Laertes (2015). Como se explica en la solapa de la obra, “cuando los expertos quieren conocer las cifras referentes a la adicción al sexo se encuentran con un problema. O no existen o son vagamente estimativas. Esta no es una adicción cualquiera, su incidencia no puede medirse en miligramos en sangre. Además, el número de individuos que reconocen su problema es mucho más reducido que en otras adicciones, y los que buscan ayuda para poder salir de él es un grupo todavía más pequeño”.
Entrevistar a siete adictos al sexo, todos hombres, y a la ex mujer de otro, no fue tarea fácil para José Manuel, en parte por el argumento, tan contundente, que uno de ellos da en el libro, “vivimos en una sociedad hipócrita. Me indigna que la enfermedad mental sea menos respetada y asumida que la física. Se tiene compasión por algunas enfermedades físicas, pero a un adicto al sexo se le considera un vicioso. Es un mundo hipócrita, que condena y potencia la adicción al mismo tiempo”.
Fotograma de ‘Nymphomaniac’. Foto: Cordon Press

De la Torre, además de dar voz a los que padecen este trastorno, pretende también, según sus propias palabras, “hacer un análisis sociológico del por qué sucede esto”. Una adicción alimentada por la sociedad y el capitalismo sexual, que nos presenta la sexo como un bien que hay que consumir, cuanto más mejor; e Internet, la alcahueta virtual, que proporciona contactos y vídeos para todos los gustos, sin importarle los límites morales o legales. De hecho, uno de los entrevistados que más conmovió al autor de este libro fue un adicto a la pornografía infantil. “Era un chaval muy joven, de 27 años, que no podía parar de descargarse vídeos, lo que le producía un gran sufrimiento y culpa. No era pederasta sino pedófilo, como la gran mayoría”, comenta de la Torre.
“La adicción al sexo es una de las más invasivas, más que las drogas o el alcohol, porque el que la padece está 24 horas pensando en ello”, apunta este autor, que decidió escribir su primer libro, tras ver la película Shame y porque un amigo suyo, guitarrista, padecía esta obsesión. “El drogadicto experimenta un alivio o momento de calma cuando se toma la dosis, pero el adicto al sexo no, su cabeza no puede parar de dar vueltas a lo mismo”.
Xavier Pujols es codirector del Institut de Sexología de Barcelona, además de psicólogo clínico y sexólogo con una gran experiencia a la hora de tratar pacientes con esta dependencia. Según él, la línea que separa a un entusiasta del sexo de otro que padece adicción es gruesa, visible y fácilmente identificable. “La gran diferencia está en que el adicto no llega a disfrutar del sexo, pierde ya la parte lúdica y hedonista. La sexualidad se ha convertido ya en un impulso que no pueden frenar y tras el sexo no se sienten reconfortados, sino que experimentan culpa y arrepentimiento. Generalmente, las consecuencias de esta obsesión llegan a afectar a la vida laboral y familiar de los que la padecen”.
Una adicción difícil de justificar
El hecho de exista una sustancia u objeto externo, como pueden ser las drogas, el alcohol o, incluso el juego, que atrape y propicie la adicción, es siempre un elemento redentor que, aunque incorrectamente, asume parte de la culpa en la bajada a los infiernos. Algo con lo que los adictos al sexo no cuentan, en su intento de buscar una cierta amnistía social, en un mundo hipócrita que guarda divertidos y elogiosos adjetivos para los seductores, pichas bravas, mujeriegos, galanes, conquistadores o castigadores, pero que trata de pervertidos a los que se pasan de la raya. Las mujeres no gozan, siquiera, de ese estado intermedio, ya que el calificativo de ninfómana se aplica con menos rigor y más alegría.
La ninfomanía era prima hermana de la enfermedad mental hasta no hace mucho en la historia de la humanidad, de ahí que sea tan difícil encontrar a una mujer que acepte su obsesión por el sexo. La no inclusión del testimonio de una adicta, en el libro de José Manuel de la Torre, no es casual y Pujols reconoce que nunca ha tratado a una mujer con este tipo de patología. “Hay dos factores que explican la poca presencia femenina en este grupo de pacientes”, explica este sexólogo y psicólogo, “primero, que la penalización social es más fuerte para la mujer, ya que todavía se sigue aceptando más la promiscuidad masculina, puesto que aún se cree que es el hombre el que debe conquistar y tomar un papel más activo en el sexo. La segunda razón es meramente química y biológica, el varón tiene más testosterona que la mujer, y esta hormona juega un importante papel y facilita, en parte, la adicción al sexo”.
La imagen de un adicto al sexo dista mucho de la que cualquiera ajeno a esta problemática pueda imaginarse. Personas con apretadas agendas, en las que hacer coincidir varios encuentros sexuales al día con diferentes personas. “Hacer esto posible es muy complicado”, reconoce Pujols. “Si tus relaciones sexuales implican a otra persona, no siempre es fácil tener muchas al día. Se puede recurrir a la prostitución, pero a la larga es muy costoso. Lo más común es que el individuo derive su adicción a la masturbación y a la pornografía. No se trata de cuántas veces al día puede llegar a hacerlo un adicto al sexo, sino de que su mente no puede pensar en otra cosa. La diferencia con otras adicciones es que ésta afecta a un área de la persona que es un derecho y que, además, es deseable, saludable y hace crecer al individuo, como es la sexualidad. Algo que la relaciona un poco con los trastornos alimentarios, anorexia y bulimia. Pero, de nuevo, ahí existe una sustancia exterior, la comida, que además no siempre es buena, ni sana, y que nos tienta constantemente”.
Fotograma de ‘Diario de una ninfómana’. Foto: Cordon Press
Pero si se rebusca y profundiza, en el fondo de toda adicción hay otros factores como una familia tóxica o ausente, como cuenta en el libro Santi, de 51 años. Su historia nace en un hogar sin afecto, brota con una homosexualidad rechazada por sus padres, crece con una adicción al amor y se hace fuerte con otra al sexo. A veces hay un pasado de malos tratos o acoso escolar, como le ocurre a Dani, 27 años, adicto a la pornografía infantil. Para un estudiante con una autoestima hecha pedazos es difícil acercarse a las chicas de su edad, pero ligar en Internet es mucho más fácil. “Mi sexualidad era cada vez mayor y los chats me daban una salida. Además, empecé a notar que para mí era más sencillo hablar con chicas más jóvenes. (…). Aunque en persona era muy vergonzoso, en el plano virtual era mucho más lanzado”, apunta Dani en Adictos a las sombras. Otras veces, el sexo compulsivo es la única forma que uno encuentra para eliminar el estrés y lo único que le hace poder soportar las reuniones y la presión del trabajo. Es el caso de otro de los testimonios del libro, Carlos, 38 años, ex político, cuya madre mantenía una relación de dependencia con el sexo y la comida, al mismo tiempo que acumulaba amantes con el beneplácito de su marido.
Según Xavier Pujols, “esta adicción es muy democrática y no hace distinciones de edad o clase social. Quizás lo único que se podría apuntar es que hay ciertas profesiones que tienen más riesgo, como comerciales, gente del mundo de la restauración, dueños de bares o transportistas, por el simple hecho de la disponibilidad horaria y porque su trabajo los lleva a relacionarse y conocer a muchas personas”.
El tratamiento de esta adicción, en palabras de Pujols, “es, básicamente, una terapia psicológica, aunque a veces pueden recetarse ansiolíticos, si se cree necesario. El método más conocido es el de los 12 pasos que imita al que se utiliza en alcohólicos anónimos: reconocer la adicción, buscar ayuda, intentar reparar el daño causado, apoyar a otros en la misma situación…”. Las asociaciones de adictos al sexo son muy numerosas en EEUU. “Allí exigen la abstinencia sexual durante el tratamiento, que puede durar alrededor de dos años. Yo permito el sexo a mis pacientes con la pareja o en solitario, si la masturbación no es parte de la patología”, matiza Pujols.
En España la SLAA, las siglas en inglés para Adictos al Sexo y al Amor Anónimos, ofrece la terapia de los doce pasos. La inclusión del término amor en su nombre no es banal. Muchos de los que caen en la obsesión carnal, sufren primero la necesidad urgente de ser queridos y, si el sexo es la moneda de cambio, hay que disponer de liquidez. Pero también existen clínicas para los casos en los que la dependencia sea tan grande que se necesite de la supervisión constante, es decir del internamiento. La clínica Capistrano, en Mallorca, solo apta para economías saneadas, es especialista en adicciones, también sexuales.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Presentació:

Dimecres 6 d'abril,  


Cicle temàtic: "La nostra història. 80 anys de guerra civil i revolució" a la Biblioteca Gòtic-Andreu Nin de Barcelona 


La Fundació Andreu Nin i la Biblioteca del Gòtic organitzen un cicle de conferències al voltant del vuitantè aniversari de la Guerra Civil espanyola i la Revolució. 



Presentació del llibre: COMUNISMO REVOLUCIÓN Y MOVIMIENTO OBRERO EN CATALUÑA, 1920-1936. LOS ORÍGENES DEL POUM, d'Andy Durgan.


Intervindran: Andy Durgan, autor del llibre, Ermengol Gassiot, secretari general de la CGT de Catalunya i Mike González, escriptor i catedràtic de la Universitat de Glasgow.





miércoles, 23 de marzo de 2016

Reseña La Script

Por qué las series son cultura (os guste o no)

¿Por qué las series se han convertido en uno de los productos culturales más relevantes? Entrevistamos a Conchi Cascajosa, autora de La cultura de las series para reflexionar sobre la legitimación de las series de televisión en el espacio cultural.



Críticos, intelectuales, académicos, filósofos... todo el mundo habla de las series de televisión y de la maldita edad dorada que vive la ficción en la pequeña pantalla. La televisión, considerada por la intelectualidad como cultura popular, frente a la literatura, el cine de autor o el resto de artes, consideradas como alta cultura. Una distinción cuestionada por el recientemente fallecido Umberto Eco.

Ahora ver series de televisión es un ejercicio intelectual del que presumir, pero ¿Cómo se ha llegado hasta aquí? ¿Cuál ha sido el proceso de legitimación de las series dentro del espacio cultural?

En La Script entrevistamos a Conchi Cascajosa, profesora de Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid, directora del Máster de guión en cine y televisión, autora de varios libros, como Prime TimeDe la TV a Hollywood, La caja lista: televisión norteamericana de culto. Casjacosa acaba de publicar La cultura de las series con la editorial Laertes, un libro que se centra en ese proceso que ha experimentado la ficción televisiva para la conquista de su legitimidad.

La autora articula el proceso a través de tres ejes: el nuevo modelo de televisión, los autores -a través de la figura del showrunner- y la crítica.

La transformación del modelo televisivo engloba no sólo el paso de canales en abierto, dirigidos a toda la audiencia posible, a otro de canales por cable -como HBO-, destinados a una audiencia segmentado; sino también el cambio de modelo que plantea la plataforma Netflix.

En el ámbito del autor, la figura del showrunner ha logrado igualar a la televisión -y en algunos casos superar- con el concepto de autoría del cine. La figura del autor y del creador televisivo, es lo que llamamos showrunner, la persona detrás de una serie, ha alcanzado tal nivel que las ficciones ya se anuncian con su nombre de su alma mater. Quizá los tres ejemplos más representativos de esta figura, como recoge el libro, sean Aaron Sorkin, creador de El ala oeste de la Casa Blanca;  Matthew Weiner, creador de Los Soprano, y Shonda Rhimes, la mujer que tiene tres series en una noche del prime time americano, impulsora de ficciones como Anatomía de Grey.

La atención de la crítica también ha sido clave para posicionar la televisión en el lugar en el que se encuentra hoy. Por ejemplo, fue de gran relevancia que la revista francesa Cahier du Cinéma, fundada por la Nouvelle vague con Truffau a la cabeza, empezara a tratar a las series de televisión como si se tratara de cine de autor.

Bauman plantea que uno de los factores de un producto cultural es la intelectualización a través de los discursos críticos. En el caso de las series ha habido un boom absoluto que se traduce en un inmenso corpus de publicaciones en revistas especializadas en cine, con el surgimiento de críticos especializados en ficción televisiva, su análisis en estudios y tesis académicos, lecturas filosóficas, sociológicas, políticas, por ejemplo, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha escrito dos libros sobre series y política. ¿Ha sido el factor más importante para su legitimación?

¿Qué ocurre en España? ¿Se ha producido también esa legitimación? Según Cascajosa, la conciencia crítica con las series empezó con Crematorio y Todas las mujeres y ahora vive un momento dulce con ficciones como El Ministerio del Tiempo o Vis a Vis.

http://cadenaser.com/programa/2016/03/18/la_script/1458315483_103789.html